Termas do Carapacho

Balneario del siglo XIX situado junto al mar. Sus aguas sulfurosas calientes, entre los 36º y 40ºC se utilizan desde 1750 para tratar reumatismos y enfermedades de piel. En la zona hay también unas piscinas naturales muy apreciadas.