São Jorge

Historia

Dada su proximidad con Terceira, se cree que los navegadores portugueses se habrían encontrado San Jorge junto con las islas que la rodean. Todo indica que el poblamiento habría comenzado hacia 1460, siendo la segunda isla del grupo central en ser habitada. Pasada una década, ya había varios núcleos de población en las costas oeste y sur, incluyendo Velas. La llegada del noble flamenco Wilhelm Van der Haegen, en 1480, señala la fundación de la comunidad de Topo, en el extremo oriental.

En 1483, se cede la capitanía de la isla, que estaba en franco desarrollo, a João Vaz Corte Real, entonces capitán de Angra, en Terceira. A Velas se le concede el título de villa a finales del siglo XV, reconocimiento que Topo recibe en 1510 y Calheta en 1534. La prosperidad tuvo su base en el trigo, pero desde el inicio la isla se destacó por la calidad de sus pastos.

Obligada a un cierto aislamiento por la ausencia de puertos seguros, San Jorge no gana gran protagonismo económico. En los siglos XVI y XVII sufre los ataques de corsarios ingleses y franceses y de los piratas turcos  y argelinos. Es famosa la incursión del francés Du-Gray-Trouin en Velas, en 1708. Derrotado por la resistencia heroica de la población, el corsario se retira de San Jorge con pérdidas elevadas en su tripulación.

Entre los siglos XVI y XIX, la vida de los habitantes es fustigada por crisis agrícolas, que provocan la escasez de los alimentos, y por seísmos y erupciones volcánicas, que causan una destrucción notable. La economía acompaña el modelo agrícola y ganadero del resto de las islas: el cultivo del trigo y las viñas, la recolección de la orchilla, la cría de ganado que genera importantes sectores secundarios relacionados con el queso y la lana. La pesca asume importancia a finales del siglo XIX y el siglo XX, primero por la caza de la ballena y, desde la década de 1960, por la pesca del atún. Actualmente, la calidad de los pastos de San Jorge se refleja en la producción de un queso típico fabricado con leche de vaca, con Denominación de Origen Protegida, constituyendo esta isla una Región Demarcada para la producción del queso de San Jorge. La existencia de un aeropuerto y de puertos modernos en Velas y en Calheta contribuyen a la integración plena de San Jorge en el archipiélago y en el mundo.

Destaques