São Jorge

Gastronomía

Con fama internacional y sabor insuperable, el queso de la isla de San Jorge es, probablemente, el producto gastronómico más conocido de las Azores. La Unión de Cooperativas Agrícolas y Lácteos de San Jorge, situada en Beira, funciona como casa de los procesos de cura, clasificación y certificación del queso producido en la isla. La Denominación de Origen sólo se atribuye a los ejemplares que siguen los métodos y usan ingredientes tradicionales. Se cree que la producción de queso de leche de vaca se remonta a la influencia de los flamencos que habitaban Topo. El queso de la isla de San Jorge, semiduro o duro, tiene un ligero sabor picante, es redondo y pesa de 7 a 12 kilos, y se corta normalmente en cuñas.

Nacidas y criadas espontáneamente en la Reserva Natural y Área Ecológica Especial de Caldeira de Santo Cristo, las almejas son otra maravilla gastronómica exclusiva de San Jorge. La laguna costera es el único sitio de las Azores donde existe este molusco, caracterizado por dimensiones, sabor y textura únicos. La recogida de la almeja está condicionada y este plato sólo se puede apreciar en algunos restaurantes.

El microclima de algunas fajãs ha permitido la aparición de rarezas agrícolas, como una plantación de café, un caso raro en Europa: en la Fajã dos Vimes se puede apreciar un café de paladar y aroma intenso, hecho con granos del lugar. Es un posible complemento, al igual que el aguardiente de canela, para la repostería de la isla, donde coscorões, rosquillas y bolos de coalhada son recetas tradicionales. Las espécies, dulce en forma de herradura con “ventanas” donde se puede ver el relleno, son típicas de la isla. Existen varias versiones de la receta, que tienen en común la presencia de especias como el anís, la canela o la pimienta.

Destaques