Flores

  • Trabajos en tallo de hortensia
  • Faro de Lajes de Flores es
  • Pintura

Patrimonio

Arquitectura

A lo largo de la isla, varias iglesias se destacan entre las casas por sus dimensiones y por el blanco de las paredes, rodeado del predominante e inevitable tono gris de las piedras de sillar. La iglesia de Nossa Senhora de Lurdes en Fazenda, construcción del siglo XX, es emblemática: aprovecha una elevación para ser observada y, al mismo tiempo, servir como mirador para los campos alrededor. También del mirador sobre Fajãzinha se pueden observar las casas del lugar, perdido en el medio de una llanura verde.

En Santa Cruz de Flores, la iglesia Matriz de Nossa Senhora da Conceição se destaca del resto de los edificios por su fachada grandiosa, y las calles estrechas del pueblo recuerdan atmósferas del pasado. La central plaza del Marquês do Pombal tiene un colorido imperio y la bajada al puerto añade nuevos colores, por las pinturas de los barcos de pesca. A partir del mirador del Monte das Cruzes éstos y otros ambientes del pueblo se pueden apreciar en su conjunto.

En Lajes de Flores se destaca la iglesia de Nossa Senhora do Rosário, edificada en el siglo XVIII, con una fachada revestida posteriormente con azulejos. Del atrio, enmarcado por araucarias, se ve el puerto y parte del pueblo y se puede partir para descubrir los imperios, las casas de piedra de basalto y el puente de 1743 sobre Ribeira dos Morros.

Cultura

Instalado en parte del antiguo convento franciscano de Santa Cruz, el museo de Flores documenta las relaciones de sus habitantes con el mar y la tierra. Se destacan las colecciones de utensilios agrícolas, scrimshaw (grabado sobre diente y hueso de ballena) e instrumentos marítimos, utensilios relacionados con la carpintería y herrería, tejidos de lino y lana. Es curiosa la exposición de los artefactos recuperados del Slavonia, un paquete naufragado al lado de la costa en 1909.

Artesanía

Las flores compuestas con corazón de hortensia son un trabajo artesanal delicado que exige manos firmes y habilidosas. La tradición artesanal de la isla también cuenta con flores de escamas de pescado, objetos hechos a partir de conchas, bordados y encajes. Las miniaturas de madera reproducen utensilios agrícolas.